Descubre el singular legado de InterContinental Madrid.

En 2016 InterContinental celebrará sus más de sesenta años de historia en la ciudad de Madrid y a continuación, os invitamos a descubrir algunas de sus anécdotas más singulares y que ayudaron a dibujar el emblemático hotel que es hoy.

El actual Paseo de la Castellana, sobre el que se levanta InterContinental Madrid, fue durante el siglo XIX la principal avenida de la nobleza. En el número 49 se erigió el palacio del ducado de Aliaga que tras la guerra civil, sufrió una profunda reforma para transformarse en el hotel.

Fue el primer establecimiento hotelero de carácter internacional de la capital y destacó por su estilo exclusivo, clásico y sofisticado. Su apertura fue todo un acontecimiento para la ciudad de Madrid. Duró tres días y acogió a las grandes celebridades del panorama hollywoodiense. Ava Gardner, Gary Cooper o Liz Taylor recibieron una cálida bienvenida en Madrid mientras el Nodo del 27 de julio de 1953 anunciaba enérgicamente “¡Barajas se está transformando en una sucursal de Hollywood!”

Celebridades, embajadores y figuras del panorama político disfrutaron en el actual salón Albéniz de espectáculos de flamenco y bailes folclóricos que amenizaron el singular evento.

La apertura coincidió con la firma del tratado de relaciones internacionales entre Estados Unidos y España y el director de hotel, junto al embajador de EEUU, izó la bandera de barras y estrellas en el jardín de InterContinental.

Entre las celebridades que transitaron el hotel durante los años 50´s, una dejó especial huella en algunos de sus rincones. Ava Gardner, por aquel entonces casada con Frank Sinatra y siempre en una constante huida de los paparazzi italianos y estadounidenses, encontró en España un oasis de tranquilidad, diversión y sobre todo, discreción. Estableció en el Hotel su residencia habitual, asistió a charlas intelectuales en la rotonda del lobby central y disfrutó taciturna de los cócteles del Bar 49.

Otras curiosidades de InterContinental Madrid:

– La obra de reforma que transformó el palacio en hotel fue proyectada por el arquitecto Luis Martínez-Feduchi. El prestigioso arquitecto que también construyó el edificio Carrión que forma parte de los iconos de Madrid.

-Las dos columnas de mármol rojo del hall, las puertas, la chimenea gris del mismo y las paredes de jaspe del tocador de señoras, proceden del antiguo palacio de Aliaga.

-El trabajo de marquetería de la pista de baile del salón Albéniz, es una muestra de lo que eran los suelos de los salones de este suntuoso palacio.

-El aparador del salón Toledo es de mármol de Carrara, universalmente apreciado por su blancura, es también el material con el que se esculpió el David de Miguel Ángel.

-En la terraza ajardinada del hotel se pueden contemplar las esculturas art-decó de los años 50´s suspendidas sobre su muro o su espectacular fuente, obra de arte cinética.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR